Seguidores de Forja Vikinga

Por una Ucrania Libre

Por una Ucrania Libre

Las Nueve Nobles Virtudes

-1. Honor/Dignidad -2. Lealtad -3. Valor -4. Verdad -5. Hospitalidad -6. Autosuficiencia -7. Disciplina -8. Aplicacion -9. Perseverancia

21 dic. 2008

La captura de Fenrir

El más valiente de los Aesir, Tyr, era el dios del combate y del honor marcial. Tyr era hijo de Odín y de Frigga, o según otros de Odín y de la giganta que personificaba los océanos. Así pues era el nombre de Tyr junto al de Odín, el que se invocaba antes de las batallas.


Normalmente representado como un dios musculosos y de buena complexión. Tiene una única mano, en la que lleva su espada, la cual nunca pierde de vista. Era el dios patrón de las espadas, y su nombre era inscrito en muchas de las hojas.
No se sabe a ciencia cierta si Tyr tenía su propio palacio en el Asgard, puesto que nunca ha sido mencionado. Lo tuviera o no, lo cierto es que los otros dioses siempre estaba más que dispuestos a acomodarlo en los suyos como invitado. El episodio en que su figura cobra más importancia en el de la atadura de Fenris, el monstruoso hijo-lobo de Loki.
Poco después de que Loki y Angrboda engendraran a Fenris, Jormungand y Hel. Los Aesir se enteraron de la existencia de estos monstruos. Se trataba de tres de las más terroríficas criaturas que habían vivido en el universo, y por ello no es de extrañar que Odín consultara a las Nornas, las tres diosas del destino, acerca de qué es lo que había que hacer con ellas. Ellas le dijeron a Odín que las criaturas eran los cuerpos vivientes el mal y que había que encargarse de ellas lo más rápidamente posible para evitar problemas que pudieran causar.
Bajo las órdenes de Odín, un grupo de Aesir entró a escondidas en el Jotumheim una noche y derrotaron a Angrboda. Con la giganta incapacitada, los Aesir secuestraron a sus tres hijos y los llevaron al Asgard, donde los dioses tenían que tomar una decisión acerca de lo que debían hacer con esas atroces criaturas.
Odín desterró a Hel al Niflheim, donde debería pasar toda su vida como diosa de los que habían fallecido de muerte natural y que por lo tanto estaban deshonrados. El oscuro reino de Niflheim se adaptaba muy bien a las características de Hel. Se trataba una criatura particularmente odiosa, con la parte inferior de su cuerpo decrépita y en putrefacción. En su reino ella hacía banquetes con los cuerpos que le enviaban, rompiéndoles los huesos y sorbiendo el tuétano con la lengua. Su apetito de estos manjares nunca se saciaba.


Odín lanzó a Jormungand, la serpiente, al océano que circundaba Midgard. La serpiente se hundió hasta el fondo, donde consiguió sobrevivir, y creció tanto que al final su cabeza se encontrón con su propia cola, rodeando completamente el Midgard.
Con respecto a Fenris, Odín dudaba si desterrarlo o no. Se asemejaba en todo a un lobo normal, y puesto que a Odín le gustaban los lobos le concedió al joven Fenris la capacidad de vivir libremente en los campos y bosques del Asgard. Eso pronto se convirtió en un problema, ya que el creciente apetito de Fenris hacía que éste aullara y bramara, molestando a los Aesir. Tyr se encomendó a si mismo la tarea de localizar de vez en cuando al lobo para alimentarlo con grandes cantidades de carne. Puesto que lo alimentaba, Tyr fue el único Aesir en el que Fenris confió aunque fuera remotamente.
Un día. Odín se dio cuenta de que el tamaño de Fenris había aumentado considerablemente. Entonces se acordó de las profecías de las Nornas, espacialmente de aquella que había predicho que Fenris acabaría por matarlo. Odín sabía que era imposible cambiar lo que las Nornas habían predicho, pero al mismo tiempo no quería adelantar su fallecimiento. Ordenó que no mataran a Fenris, sino que lo ataran fuertemente.
El primer material que utilizaron para atarlo recibió al nombre de Laeding, una enorme cadena de hierro que asustaba incluso a Thor. Se acercaron a Fenris y le preguntaron si estaba dispuesto a que lo ataran. Después de oler cuidadosamente la cadena y de colocarla entre sus dientes, Fenris permitió que los ataran con ella. Lo Aesir rodearon al lobo con Laeding, pero tan pronto como hubieron acabado, Fenris esturó su musculosos cuerpo e hizo saltar por los aires los eslabones de hierro como si fueran de hierbajos de la pradera.
Los Aesir intentaron inmovilizar a Fenris por segunda vez, utilizando en esta ocasión una enorme cadena llamada Dromi. Tenía el doble de resistencia que Laeding, con unos eslabones que nadie en el Midgard hubiera sido capaz de moverlos por separado. Colocaron la cadena alrededor de Fenris, pero como con Laedeing, el lobo rompió a dormí con cierta facilidad.
Odín se percató de que iban a tener que emplear medidas drásticas. Envió a Skirnir, el mensajero de Frey, al Svartalfheim para convencer a los enanos de que le hicieran una cadena irrompible para el terrible lobo. Sólo ras haber prometido un increíble montón de oro, los enanos consintieron e fabricarla. Para hacerla utilizaron seis ingredientes que sólo la magia de los enanos era capaz de aislar: el sonido de un gato en movimiento, la barba de una mujer, las raíces de una montaña, la voz de los peces, los tendones de un oso y la saliva de los pájaros. Todas estas cosas, invisibles a la vista e imposibles de encontrar, fueron el material del que se construyó la cinta mágica a llamada Gleipnir.

Skirnir regresó al Asgard con Gleipnir en la mano. Los dioses buscaron de nuevo a Fenris y trataron de convencerle de que se dejara atar con Gleipnir. El lobo echó un vistazo a Gleipnir en inmediatamente sospechó que se trataba de un engaño. La cinta era delgada que parecía que un ligero viento podía quebrarla. Con un gruñido furioso, Fenris dejó claro que no dejaría que le ataran con una cinta que era mágica a todas luces.
Entonces los dioses intentaron negociar con él, diciéndole que si él no era capaz de librarse de Gleipnir, ellos lo harían. Fenris no creyó a los dioses lo más mínimo, y con otro gruñido furioso los convenció para que se mantuvieran lejos.
Viendo que esta situación no les llevaba a ninguna parte, Tyr se acercó solo al lobo y le ofreció un gesto de buena fe que esperaba hiciera cambiar de actitud a Fenris. Si Fenris accedía a ser atado con Gleipnir, Tyr metería la mano en la boca de Fenris para asegurarle que los dioses mantendrían su palabra y que lo desatarían.
Fenris accedió desconfiado. Si cualquier otro que no fuera Tyr le hubiera hecho la propuesta, lo habría destrozado inmediatamente, pero Fenris se acordaba de que este dios había tenido la amabilidad de alimentarlo cuando era un cachorro hambriento.
Tyr colocó la mano entre los afilados dientes de Fenris mientras los Aesir ataban al enorme lobo con Gleipnir. Una vez hubieron acabado, Fenris intentó moverse y n pudo. Tenía el pelo de la espalada erizado por la ira y pidió que lo liberaran. Viendo que ninguno de los Aesir hacía el más mínimo moviendo para dejarlo libre, Fenris cerró las fauces cortando la mano de Tyr.
Fenris permaneció atado hasta que llegó el Ragnarok, momento en que Gleipnir sucumbió a la maldad del aire y cayó fláccidamente al suelo. Entonces Fenris se vengó de Odín, el dio que había propuesto la idea de atar al lobo. En la batalla de Vigrid, el lobo enfurecido devoró de un solo bocado al poderoso Odín.

Celebraciones de este mes

8 de Octubre - Día de Erik el Rojo.
Seguidor de Dios Thor, padre de Leif, descubridor de Groenlandia. Brinda en este día en memoria de este gran vikingo, y recuerda y ayuda a tus amigos, como el gran Dios Thor haría!

9 de Octubre - Día de Leif Erikson.
Feriado oficial en los Estados Unidos, debido al reconocimiento de la autoría del descubrimiento de América a este gran vikingo. Gran oportunidad de realzar la cultura Nórdica.

12 y 15 de Octubre- Veturnætur, Winternights o Noche de Invierno-
Recuerdo de los antepasados difuntos y agradecimiento por la última cosecha/proyectos del ciclo anual. Es el inicio del invierno.

27 de Octubre /5 de Abril - Winter Nights.
Esta fecha es dedicada a las Idises, espíritus de la fertilidad gobernadas por Freya. En estos días los elfos bendicen la cosecha que finaliza; en esta fecha se da comienzo también a la Caza salvaje comandada por Odín, periodo que tiene su apogeo en Yule y que termina en Ostara. Es un momento para recordar a nuestros antepasados y seres queridos muertos, una fecha semejante en contenido al Samhain Celta.

13 de Abril /13 de Octubre - Sumarsdag/Sigrblot.
Por estos días mas o menos, dependiendo del lugar donde se habita, se notan en el ambiente los inicios de los tiempos de verano. en estas fechas se hacían, entre otras cosas, sacrificios a Odín para asegurar el éxito en estos tiempos de calor.

30 de Abril/ 31 de Octubre - Walburg Night.
Walburg es una diosa Teutónica que protege a los héroes que yacen en los túmulos funerarios. En esta época del año recuerda a aquellos que yacen en sus tumbas, con la esperanza de un renacimiento. Piensa en los actos que puedes hacer y que te sobrevivirán después que te vayas.

Sumarsdag, Sigrblot - 13 de Octubre:
Por estos días mas o menos, dependiendo del lugar donde se habita, se notan en el ambiente los inicios de los tiempos de verano. en estas fechas se hacían, entre otras cosas, sacrificios a Odín para asegurar el éxito en estos tiempos de calor.

Walburg Nacht- 30 Octubre:
El festival de Walpurgis era una noche de oscuridad y mucha actvidad. Las nueve noches desde el 22 al 30 son celebradas en recuerdo del sacrificio de Odín en el árbol del mundo, el Yggdrasil. Fue en la novena noche (Octubre 30, Walpurgisnacht) en que recibió las runas, las tomó y murió ritualmente por un instante. En ese momento, toda la Luz en los 9 mundos se extinguió, y el completo Caos gobernó. En el instante final de la medianoche, la Luz retorna con un brillo centellante, y los fuegos son encendidos. En la noche de Walpurgis, la muerte provoca un total sacudimiento sobre la tierra, en la noche final de la Horda Salvaje. Es un tiempo de gran magia y visiones.